Elegir a quienes me representan en la toma de decisiones / participación política ciudadana

El voto es un mecanismo de participación ciudadana a través el cual la ciudadanía expresa su voluntad política. Es un derecho y un deber de todos y todas. Se puede votar para elegir a quienes ocuparán la presidencia, las gobernaciones, las alcaldías, asambleas, consejos y juntas locales. También, la ciudadanía puede votar en un plebiscito, un referendo, una consulta popular o una revocatoria de mandato. La Constitución de Colombia establece que todas las personas con cédula de ciudadanía colombiana, mayores de 18 años pueden votar. Además, que el voto es libre, es decir, que cada persona puede apoyar al candidato o la decisión de su preferencia, sin limites, barreras ni prebendas.

"Quote Ángela"

Participar en una reunión con quienes toman las decisiones en mi comunidad / participación política ciudadana

Los cabildos abiertos pueden celebrarse en cada período de sesiones ordinarias de las asambleas departamentales, los concejos municipales o distritales, o de las Juntas Administradoras Locales. En los cabildos abiertos puede tratarse cualquier asunto de interés para la comunidad, por ejemplo, políticas públicas, acciones de gobierno o la eventual toma de decisiones por parte de la administración pública.

Pueden además asistir todas las personas que tengan interés en el asunto. Además del vocero pueden intervenir, por la misma duración a la que tienen derecho por reglamento los respectivos miembros de la corporación, quienes se inscriban a más tardar tres (3) días antes de la realización del cabildo en la secretaría respectiva, presentando para ello un resumen escrito de su intervención. En caso de que la comunidad cite al gobernador o alcalde respectivo, debe adjuntar a las firmas el cuestionario que formulará al funcionario, el cual debe ser remitido por el presidente de la corporación con mínimo cinco días de antelación a la celebración del cabildo. La temática del cuestionario deberá centrarse en los asuntos de competencia del funcionario citado.

Es obligación del alcalde o gobernador, según sea el caso, asistir al cabildo abierto. En el desarrollo de un cabildo abierto se pueden presentar opiniones, puntos de vista, estudios o datos que contribuyan a enriquecer las discusiones sobre los asuntos discutidos y a ampliar la información para la toma de decisiones por parte de los organismos del Estado. Sin embargo, los resultados de un cabildo abierto no son vinculantes. Es decir que no son de obligatorio cumplimiento para el mandatario o la corporación citada. Una semana después de la realización del cabildo se realizará una sesión a la que serán invitados todos los que participaron en él, en la cual se expondrán las respuestas a los planteamientos y solicitudes presentadas por los ciudadanos. La solicitud de un cabildo abierto debe ser iniciativa de un número de personas no inferior al 5 por 1000 los ciudadanos del censo electoral [https://wsr.registraduria.gov.co/-Censo-Electoral,3661-.html] del respectivo departamento, municipio, distrito, localidad o comuna.

Crear una ley / participación política ciudadana

La ciudadanía puede participar en el diseño de:

  • Proyectos de Acto legislativo y de ley ante el Congreso de la República
  • Ordenanzas ante las Asambleas Departamentales
  • Acuerdos ante los Concejos Municipales o Distritales
  • Resoluciones ante las Juntas Administradoras Locales.
  • Este mecanismo se llama “Iniciativa popular legislativa y normativa”. Está establecido en la ley colombiana como el derecho político de un grupo de ciudadanos de presentar proyectos en los diferentes órganos legislativos para que sean debatidos y posteriormente aprobados, modificados o negados por la corporación pública correspondiente. Así mismo, la ciudadanía puede convocar a referendo, según lo establece la Ley Estatutaria 1757 de 2015 [link]. La misma ley señala que para una iniciativa popular se requiere del apoyo de un número de ciudadanos igual o superior al 10% del censo electoral [https://wsr.registraduria.gov.co/-Censo-Electoral,3661-.html].

    El proceso es el siguiente:

    1. Cualquier ciudadano, organización social, partido o movimiento político, podrá solicitar a la Registraduría del Estado Civil correspondiente su inscripción como promotor de un referendo, de una iniciativa legislativa y normativa, de una consulta popular de origen ciudadano o de una revocatoria de mandato.

    2. En el momento de la inscripción, el promotor de cualquier mecanismo de participación ciudadana deberá diligenciar un formulario, diseñado por la Registraduría Nacional del Estado Civil

    3. La Registraduría del Estado Civil diseñará el formulario de recolección de firmas de ciudadanos que serán entregados gratuitamente al promotor. El Registrador dispondrá de quince días para la elaboración y entrega de los formularios a los promotores

    4. El comité promotor podrá proceder a la recolección de apoyos (firmas). Los promotores cuentan con seis meses para la recolección.

    5. El comité Promotor presentará las firmas y los demás documentos señalados en la ley.

    6. La Registraduría verificará los apoyos, para esto tiene 45 días calendario

    7. Vencido el término de verificación, el respectivo Registrador/a del Estado Civil certificará el número total de firmas consignadas, el número de firmas válidas y nulas y, finalmente, si se ha cumplido o no con los requisitos constitucionales y legales exigidos para el apoyo de la propuesta de mecanismo de participación democrática.

    8. De ser aprobada la realización de la iniciativa popular legislativa o normativa, será enviada a la corporación respectiva.

    9. La iniciativa popular legislativa o normativa será estudiada de a partir del reglamento de la corporación y se aplicarán las disposiciones establecidas en el artículo 163 de la Constitución Política para los proyectos que hayan sido objeto de manifestación de urgencia.

    10. En el caso de iniciativas legislativas, los términos serán improrrogables y su estudio será prioritario en el orden del día. En el caso en que la iniciativa sea negada en comisión, podrá ser apelada por el comité promotor en los términos del reglamento interno del Congreso de la República ante la plenaria respectiva.

    11. En el caso de iniciativas normativas, los términos serán improrrogables y su estudio será prioritario en el orden del día. En el caso en que la iniciativa sea negada en comisión, podrá ser apelada por el comité promotor en los términos del reglamento interno de la respectiva corporación ante la plenaria.

    No se podrán presentar iniciativas populares legislativas y normativas o consultas populares ante el Congreso, las asambleas, los concejos o las juntas administradoras locales, sobre las siguientes materias:

    a). Las que sean de iniciativa exclusiva del Gobierno, de los gobernadores o de los alcaldes;

    b). Presupuestales, fiscales o tributarias;

    c). Relaciones internacionales;

    d). Concesión de amnistías o indultos;

    e). Preservación y restablecimiento del orden público.

    Hacer que un gobernante que no cumplió sus promesas abandone su cargo / participación política ciudadana

    Este mecanismo de participación se llama Revocatoria del Mandato y está reglamentado en la Ley 131 de 1994 [link]. Le permite a la ciudadanía promover la salida de una persona elegida para ocupar la gobernación o la Alcaldía y que no haya cumplido con lo consignado en su plan de gobierno. No aplica para demás funcionarios y funcionarias de elección popular (Congreso, Cámara de Diputados, Concejo o Presidencia de la República). Para realizarla, debe haber transcurrido no menos de un año de la gestión del funcionario/a, contado a partir del momento de su posesión.

    El proceso es el siguiente:

    1. Presentar ante la Registraduría Nacional la solicitud de convocatoria a pronunciamiento popular para revocatoria, con las firmas de al menos el 40% del total de votos válidos que recibió el o la gobernante.

    2. Para la revisión de las firmas, la Registraduría contará con un término de un mes, contados a partir de la fecha de presentación del memorial con todos los requisitos cumplidos a la Registraduría Municipal, Especial o Distrital. Este tiempo que podrá prorrogarse por otro tanto de acuerdo con el mayor número de firmas que exija el censo electoral del lugar. Las firmas son remitidas a Bogotá para su revisión.

    3. Después de su revisión, la Registraduría determinará si los apoyos superan el 40%, de los votos válidos depositados en la elección del mandatario y de ser así expedirá la certificación que aprueba la convocatoria. El Registrador Municipal o el Delegado Departamental, según el caso, informará el hecho al alcalde o gobernador a quien se pretende revocar.

    4. Se llamará a elecciones.

    5. Podrán votar las personas mayores de 18 años que cuenten con cédula de ciudadanía , que sean habitantes del municipio en el que se realizará la revocatoria de mandato, y que estén debidamente inscritos en el censo electoral de dicho municipio. Esto incluye a todos los jóvenes que tramitaron su cédula de ciudadanía por primera vez cuatro meses antes de la fecha de la elección.

    6. En la jornada electoral convocada, el número de votos debe superar el 55% de los votos válidos de la elección.

    7. Si se alcanza la votación exigida, el presidente de la república o el/la gobernador/a respectivo para que procedan, según el caso, a la remoción del cargo del respectivo funcionario revocado.

    8. Dentro de los 30 días siguientes a la fecha en que el Registrador correspondiente certifica los resultados de la votación se convocará a elecciones para escoger al sucesor/a y no podrá inscribirse como candidato el/la gobernante al que le fue revocado el mandato.

    9. Durante el período que transcurra entre la fecha de la revocatoria y la posesión del nuevo mandatario, el/la presidente o el/la gobernador/a, elegirá a un ciudadano del mismo grupo, partido o movimiento político de el/la funcionario/a revocado/a.

    Qué es: un ejercicio serio de participación política ciudadana en el que la ciudadanía castiga con su participación a quien no cumple con sus promesas.

    Qué no es:un mecanismo para cobrar rencillas políticas. La revocatoria debe ser un ejercicio serio, hecho a conciencia, el verdadero uso de la voluntad popular.

    Tumbar una ley o decisión / participación política ciudadana

    El referendo derogatorio es el mecanismo indicado para esto. La ciudadanía puede convocar a referendo, según lo establece la Ley Estatutaria 1757 de 2015 [link]. La misma ley señala que para un referendo derogatorio se requiere del apoyo de un número de ciudadanos igual o superior al diez por ciento (10%) del censo electoral [https://wsr.registraduria.gov.co/-Censo-Electoral,3661-.html]. (Existe otro tipo de referendo: el que busca la creación de una norma, ver más información aquí - link).

    El proceso es el siguiente:

    1. Cualquier ciudadano, organización social, partido o movimiento político, podrá solicitar a la Registraduría del Estado Civil correspondiente su inscripción como promotor de un referendo, de una iniciativa legislativa y normativa, de una consulta popular de origen ciudadano o de una revocatoria de mandato.

    2. En el momento de la inscripción, el/la promotor/a de cualquier mecanismo de participación ciudadana deberá diligenciar un formulario, diseñado por la Registraduría Nacional del Estado Civil

    3. Los formularios serán entregados gratuitamente el/la promotor/a de todo tipo de propuesta sobre mecanismos de participación ciudadana. La Registraduría dispondrá de quince días para la elaboración y entrega de los formularios a los promotores.

    4. Los promotores tendrán seis meses para la recolección de firmas y luego deberán presentarlos junto con los demás documentos señalados en la ley.

    5. La Registraduría verificará los apoyos, para esto tiene 45 días calendario.

    6. Vencido el término de verificación, la Registraduría certificará el número total de respaldos consignados, el número de apoyos válidos y nulos y, finalmente, si se ha cumplido o no con los requisitos constitucionales y legales exigidos.

    7. Se adelantará el trámite institucional para realizar las votaciones. El referendo deberá realizarse dentro de los 6 meses siguientes a la presentación de la solicitud. La votación no podrá coincidir con ningún acto electoral ni puede acumularse la votación de más de tres referendos para la misma fecha. La tarjeta electoral diseñada por la Registraduría deberá contener con claridad la información necesaria para que los ciudadanos manifiesten libremente su opinión. Además, la Corte Constitucional o el tribunal contencioso administrativo correspondiente deberán revisar previamente la constitucionalidad del texto sometido a referendo.

    8. Para ser aprobado, el referendo debe recibir el voto afirmativo de más de la mitad de los votantes y que el número de estos exceda de la cuarta parte del total de ciudadanos que integran el censo electoral.

    9. Aprobado el referendo, el/la Presidente de la República, el/la gobernador/a o el/la alcalde o alcaldesa, según el caso, sancionará la norma y dispondrá su promulgación en el término de ocho días contados a partir de la declaración de los resultados por parte de la Registraduría del Estado Civil correspondiente, so pena de incurrir en causal de mala conducta.

    Crear un partido, movimiento político o grupo significativo de ciudadanos / participación política ciudadana

    La ley 130 de 1994 [link] establece que “todos los colombianos tienen derecho a constituir partidos y movimientos políticos, a organizarlos y a desarrollarlos a afiliarse y retirarse de ellos libremente y a difundir sus ideas y programas”.

    Definiciones clave:

    Partidos políticos: son instituciones permanentes que reflejan el pluralismo político, promueven y encauzan la participación de los ciudadanos y contribuyen a la formación y manifestación de la voluntad popular, con el objeto de acceder al poder, a los cargos de elección popular y de influir en las decisiones políticas y democráticas del país.

    Movimientos políticos: son asociaciones de ciudadanos constituidas libremente para influir en la formación de la voluntad política o para participar en las elecciones. Los partidos y movimientos políticos constituidos con el lleno de todos los requisitos constitucionales y legales tendrán personería jurídica.

    Grupo significativo de ciudadanos: todos los candidatos que no cuentan o no desean contar con el aval de un partido o movimiento político pueden recoger firmas, cuyo número debe ser equivalente a mínimo el 20% del resultado de dividir el número de ciudadanos aptos para votar entre el número de puestos por proveer. En ningún caso se exigirán más de cincuenta mil firmas para permitir la inscripción de un candidato.

    La utilidad de los partidos y movimientos políticos radica en su “capacidad de traducir las demandas sociales y las preferencias de los electores en planes de acción política que tengan la virtualidad de convertirse en componentes de la agenda pública (…)” (Escobar, 2017).

    La mencionada Ley 130 de 1994 [link] establece el procedimiento para formar partidos y movimientos políticos y grupos significativos de ciudadanos.